Serie 45



Blanco y Acero

Al suprimir elementos superfluos, nos hemos concentrado en la funcionalidad esencial. Los cantos de las puertas a 45º son sencillos e intuitivos. Aportan además una agradable sensación en el contacto continuo con el mueble.


Lino Natural y Gris Claro

Materiales con texturas y una gama cromática muy cuidada para esta cocina, con zona de lavadero. Es el resultado de un proyecto en el que se separa el lavadero de la cocina diferenciando los dos espacios en función del uso. Esta distribución de funciones permite abrir la cocina al resto de la casa y crear un espacio de convivencia donde disfrutar el día a día. La cocina en L permite incorporar la mesa, que si es necesario también se puede usar como apoyo para la fase de preparación.


Roble Tempo Claro y Porcelana

Superficies de una sobriedad absoluta, reducción a lo esencial. Son algunos aspectos que destacan en una primera impresión de Serie 45. La ausencia de tiradores aporta al mobiliario un aspecto elegante y atemporal. El color del perfil combina a la perfección con el material de la puerta creando así espacios más uniformes.


Tacto Camel y Tacto Blanco

En este proyecto la cocina y el comedor componen dos espacios diferentes en cuanto a uso pero claramente conectados entre sí. Los módulos altos también aumentan el espacio interior e integran la campana extractora y la iluminación bajo mueble para la zona de trabajo. Una de las virtudes del buen diseño reside en potenciar la experiencia de uso como algo sencillo, intuitivo y por supuesto agradable; por eso son tan importantes los sistemas de apertura y los acabados del mobiliario.

Volver